lunes, 27 de junio de 2016

3 cosas que quizás no sabías del Tarot

Cartas Del Tarot, Clarividencia, Tarot
El futuro ha sido una de nuestras grandes obsesiones a lo largo de la historia. De alí que la gran mayoría de las culturas del mundo hayan desarrollado diferentes formas de tratar de predecir los acontecimiento, ya sea viendo las estrellas, leyendo las hoyas de té o las líneas de las manos.

Eran tiempos del hombre pagano, que creía comunicarse con los dioses, con los oráculos, con los signos agoreros desperdigados en la naturaleza y que le mostraban de modo encriptado cosas atinentes a su pasado, a su presente o bien a su futuro.
A fin de cuentas, siempre se trataba de entrever el destino propio, su consumación. Es así que, más adelante las barajas del tarot fueron y son los oráculos de tiempo atrás desde donde el hombre trata de divisar qué le depara la vida.
1.    No hay consenso sobre el origen del Tarot

A decir de historiadores, tarotistas y aficionados al tema del tarot, su aparición acaso se remonte al alto renacimiento; no obstante no se sabe a ciencia cierta quién o quiénes serían los creadores de estos naipes; para algunos vino de los gitanos, para otros de la cultural cátara.

Lo cierto, quizás, es el resultado de un complejo sincretismo de creencias y culturas, como la árabe, la egipcia, la china, la griega y algunos rituales paganos del cristianismo primitivo.
2.    El Tarot tiene arcanos con distintas funciones

Básicamente consiste en un conjunto de naipes o barajas que llevan la imagen de figuras humanizadas o no, conteniendo cada una de estas una simbología particular que hay que saber lee e interpretar para cumplir con el fin adivinatorio.

El tarot está compuesto por 78 cartas. Estas a su vez  están dividas en 2 categorías, a saber, los arcano mayores y menores. De ahí que en la práctica los tarotistas puedan elegir leer las cartas con ambos tipos de arcanos o con sólo uno de ellos.

Así, a los arcanos mayores corresponden 22 cartas que connotan tanto al universo desde su génesis hasta la dualidad del mundo: terrenal y espiritual. Y se subdividen en cartas del conocimiento, la acción y la emoción.

En cambio, los arcanos menores están compuestos por 56 cartas cuyas lecturas están en íntima consonancia con acontecimientos presentas y actuales de la vida de las personas. Dicho arcanos están conformados por  tipos de cartas específicas, que son las cartas de bastos, las de oro, las de espada y las de copas.

3.    Qué se debe hacer para leer estas cartas
Todas las prácticas vinculas a los tipos de barajas exigen un conjunto de pasos a priori a tener en cuenta para conseguir un mejor resultado. En el caso del tarot, unos minutos de meditación antes de las tiradas de cartas sin mayores complicaciones que saber el significado de los patrones.

También debes tener presente una vela morada o blanca acompañada con inciensos. Y evita tener las piernas cruzadas para que de este modo fluyan libremente las energías que se activa y contar con manteles morados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario