Fluctuaciones sobre la inversión en arte que debes conocer.

La incertidumbre macroeconómica actual está llevando a un aumento en la incertidumbre en que los coleccionistas ven el arte desde la perspectiva de inversión. Sin embargo, según varios especialistas, podemos ser optimistas sobre el futuro del arte como una forma de activos viables. Esto es lo que necesitas saber para asegurar tu inversión.
Si bien los ciclos económicos a la baja tienen cierto impacto en el mercado del arte, también estimulan un mayor interés de los inversores en las clases de activos alternativos como medio de diversificación del riesgo y de la cartera.
Dos factores son de gran interés para los gestores de patrimonios a la hora de considerar un aumento de la dotación patrimonial de los clientes hacia el arte. Por un lado, el arte, especialmente en el sector de gama alta del mercado, puede ser de naturaleza no correlacionada o, al menos, verse afectado de manera menos dramática por las fluctuaciones macroeconómicas y la incertidumbre geopolítica.
Mientras que podemos ver en determinado momento una contracción dramática en el valor bruto del arte vendido durante la última temporada de subastas de primavera en Nueva York, los precios alcanzados pueden encajar perfectamente dentro de las expectativas. Por lo tanto, los gestores de patrimonios consideran que el arte es bien utilizado como depósito de valor, más que como un vehículo de inversión orientado al rendimiento. Otro factor clave para incluir el arte en los portafolios de los inversionistas es la protección contra la inflación. Un buen número de los gestores patrimoniales encuestados has sostenido la opinión de que el arte podría proporcionar un amortiguador contra la inflación.
El enfoque de la inversión en arte ha cambiado desde hace unos años para acá, el mundo del arte se vio envuelto en una oleada de especulaciones alrededor de artistas modernos emergentes. Los precios subieron a tasas astronómicas. Desde entonces, las cosas se han calmado significativamente, y la compra de arte orientada a la inversión es menos visible para los que trabajan en el comercio del arte.
Sin embargo, la preocupación de los coleccionistas sobre el retorno potencial de la inversión al comprar arte ha aumentado tremendamente en los últimos dos años. La gran mayoría de los coleccionistas afirman que sus compras se basan en la pasión antes que la inversión, mientras que sólo un bajo porcentaje  dice que están comprando arte solamente como una inversión.
El interés de los gestores patrimoniales por el arte como almacén de valor también puede apreciarse en la medida en que los sectores del mercado, como el impresionista y moderno, han crecido en cuota de mercado global, mientras que el mercado contemporáneo se ha estancado considerablemente. La mayor procedencia y probada trayectoria de precios de las obras en el sector impresionista y moderno hacen que el riesgo sea menor, más predecible y, por lo tanto, una inversión más aceptable en tiempos menos determinados, macroeconómicamente hablando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva silla de paseo Rocking Baby

Los bolardos flexibles

International School Madrid