Alopecia difusa

La alopecia difusa es un tipo de pérdida de cabello que produce una degeneración progresiva de los folículos pilosos, con el tiempo el cabello pierde densidad y esto afecta a toda la cabeza.
El cabello simplemente se vuelve quebradizo, débil, liso y seco, como si estuviera perdiendo fuerza, cae y deja el cuero cabelludo visible, es importante mencionar que los pacientes no refieren descamación, inflamación o irritación del cuero cabelludo.
A diferencia de otros tipos de alopecia, ésta no discrimina entre sexos, es decir, puede afectar tanto a hombres como a mujeres de la misma forma. Se suele diagnosticar entre los 30 y 50 años de edad, a pesar de que tiene su etiología a edades más tempranas.

Clínica y diagnóstico


El diagnóstico lo hace el dermatólogo y se basa en el exámenes físicos e interrogatorio, lo que le dificulta a este profesional llegar a un diagnóstico es si está relacionado con una de las dos causas más comunes de pérdida de cabello en la población femenina, alopecia androgénica o efluvio telógeno (o si ambas están presentes simultáneamente).
Para encajar en un diagnóstico de alopecia difusa, se debe encajar en todos los parámetros, no es suficiente con pérdidas de cabellos eventuales, debido a que esto se trata de un proceso biológico. Los que padecen de alopecia pierden alrededor de unas 100 hebras de cabello al día, ocurre en cualquiera de las áreas de su vida cotidiana, social y profesional, como la ducha o la oficina.
Se debe señalar que la pérdida de cabello no es estacional o temporal, las personas con alopecia difusa pierden continuamente mechones de cabello, según la teoría, durante seis meses o más hasta que la persona tiene la sensación de calvicie por las áreas de la cabeza poco pobladas de cabello, y esto es a causa de que el cabello se torna seco y frágil.

Etiología


La alopecia difusa está estrechamente relacionada con ciertos procesos patológicos o cambios hormonales, como ciertas enfermedades intestinales, insuficiencia renal y hepática, cambios hormonales que ocurren durante el embarazo y después del parto
También, a través del uso de anticonceptivos o durante la menopausia, enfermedades de la tiroides, glándulas también asociadas con la producción de hormonas.
También se asocia con trastornos alimentarios y dietas pobres en nutrientes. Estrés, en algunas situaciones de problemas personales como la muerte de un ser querido, divorcio, remoción, despido. Además, algunos fármacos o tratamientos médicos agresivos como la quimioterapia, un origen físico del trauma, un procedimiento quirúrgico.

Tratamientos para la alopecia difusa


Aunque parece complejo, este mal con el que luchan muchos es totalmente reversibles. Una vez que se han resuelto algunas de las causas, la enfermedad generalmente disminuye y desaparece, e incluso puede desaparecer en un plazo de seis meses.
Todo lo que tienes que hacer es encontrar el factor de activación y detenerlo, y esto es debido a que el daño que es ocasionado por esta patología se corrige al tratar el problema de base.
La alopecia difusa siempre está asociada a una enfermedad o deficiencia en el cuerpo, aunque, si se identifica la causa, existen algunos tratamientos que se pueden utilizar para la alopecia difusa, por ejemplo, los tratamientos que consiguen fortalecer el cabello o que poseen factores que propicien el crecimiento del mismo, además de tratamientos que logren revertir el daño causado.
La eliminación es tan importante como el mantenimiento, así que una vez se haya erradicado el problema de alopecia difusa, es importante tener siempre en claro el factor activador para evitarlo, no obstante, es importante crear hábitos saludables para tu cabello, a fin de protegerlo, reforzarlo y revitalizarlo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Fórmula química del acero

Cómo ser Presidente de la comunidad y caerles bien a tus vecinos

Nueva silla de paseo Rocking Baby